HISTORIA DE LA MINA NOVA Y SU TREN MINERO.

El antiguo trazado ferroviario minero, que la Asociación Trens Miners Turístics, está recuperando y tiene en servicio, no tiene una historia muy extensa, pero no por ello menos interesante.
Vista general de plaza de la Mina NovaLa historia comienza alrededor de los años 40 ', cuando Carbones Mari, SA de Guardiola de Berguedà, que está formada por los señores Ricardo Puig de Gironella, Coromines de Puig-reig y Julio Cardona y Obiols, que entonces explotaban tambien las minas de Enriqueta, Coll de Pradell, i del Mari, alquilan los derechos de explotación de una parte de la concesión minera denominada Eleodora Duse, y registrada con el número 11.965, por CARBONES DE BERGA, SA, en de Coll de Pradell en el término municipal de Vallcebre, y ubicada en la cota 1.624,5 sobre el nivel del mar, a don Josep Antoni Pujol de La Pobla de Lillet.  
En el año 1947, se inician los trabajos de perforación de la mina, y se empieza la extracción de carbón a pie de la mina, pero la ubicación del descargador, hace muy complicado el acceso de los camiones, y especialmente durante el invierno.
Vista del viejo descargador.Por este motivo la empresa, decide construir un nuevo descargador en un lugar más adecuado para las tareas de carga y descarga de los camiones, esto motivará la prolongación del trazado ferroviiario en más de cuatrocientos metros, que es la distancia, que separa la mina del nuevo descargador, obligando a la perforación de un tunel de unos cincuenta metros, mediante explosivos, para abrir paso en la pared de roca, y asi acceder al nuevo descargador.
Este ferrocarril, fue construido con barras de carril de 4 metros, y 7 Kilogramos / metro, y fijado a las traviesas de pino, mediante escarpias, y asentado directamente sobre el terreno, y n ancho de vía de 600 mm. El movimiento de las vagonetas, se realizaba con mulas, en todo su recorrido, quedando en servicio a principios de 1950. 

Vista del nuevo descargadero de carbón.
Durante los años de funcionamiento, llegaron a trabajar, en la mina, más de 250 personas, en gran parte debido, a que los años de funcionamiento, que eran los años de la posguerra civil española, el trabajo en la mina, contabilizaba como servicio militar que en aquel tiempo era obligatorio, esto permitía a muchas personas evitar de ir a hacer el servicio militar, por lo que en el municipio se la conocía como "mina de quintas".

Hacia mediados de los años 50, la empresa entra en quiebra y los mineros constituyen una cooperativa, para continuar con la extracción de carbón, llegado al límite de la concesión, se decide abrir un plano inclinado, dentro de la mina para acceder a las capas de carbón, situadas por debajo de la galería principal.

Pero finalmente el 23 de Julio de 1962, se cierra definitivamente la mina, finalizando así los primeros 15 años de la historia de esta pequeña mina, durante su funcionamiento solo ocurrieron dos accidentes mortales, pero ninguno de ellos dentro de la mina.

El 7 de diciembre de 1949, durante las obras de perforación del túnel, que serviría por el paso del ferrocarril, Josep Puig y Río vecino de Gironella, murió por la explosión retardada de un cartucho de dinamita, cuando se acercaba para retirarlo, siendo la primera víctima mortal.
 
Accidente del camión.El 27 de enero de 1951, Salvador Reig y Vilaró vecino de Olvan, escribiente de la mina, moría al precipitarse, el camión en que viajaba, junto con el conductor y acompañante que salvaron la vida al saltar del camión en tiempo, el accidente ocurrió, al resbalar sobre una capa de hielo, a su paso por Graus, fue la última víctima de la mina.
Durante unos años la mina y su entorno, queda abandonados, así como los carriles, hasta que en los años setenta entra a formar parte de la concesión minera a cielo abierto de Tumi y Coll de Pradell, por parte de Carbones de Berga, a finales de los años setenta del Ayuntamiento de Vallcebre hace una captación de agua, en la galería principal de la mina, esto, comportará la extracción de los antiguos carriles, ya que se utilizará el antiguo trazado ferroviario minero para pasar la canalización, de esta desaparición se salvará un pequeño tramo de 9 metros y los situados dentro de la mina.

Trazado ferroviario 1996Hacia principios de los años 80, las excavadoras comienzan las tareas de extracción del cielo abierto de Tumi y Coll de Pradell, y aunque la de Tumi están a más de un kilómetro de la bocamina, tarde o temprano llegarán, al de Coll de Pradell, en esta ultima pronto llegan a las capas superiores explotadas por la antigua mina, lo que hace prever que la galería principal desaparecerá bajo el avance de las excavadoras.

Pero a mediados de los 80 'un orden ministerial, obliga a finalizar todos los trabajos de extracción de carbón de Carbones de Berga, incluidos los de los mencionados cielos abiertos, esto salvará a la mina y su entorno de su total destrucción, hoy en día todavía es muy evidente el impacto ambiental, ocasionado por las extracciones de cielo abierto. Pasan unos años más de abandono, hasta que a principios de los años 90, un deslizamiento del camino viejo de Vallcebre a Saldes, debido al cielo abierto de Tumi, obligará a deshacer la plaza del nuevo descargador, para habilitar un nuevo camino, de acceso, estos trabajos harán desaparecer unos 80 metros de la traza del antiguo tren minero, cercanos al descargador.

Descargando vagonetas, 1998

Volverán a pasar unos años más de abandono, hasta que en 1996, un grupo de gente amante del ferrocarril y las minas, recorriendo los restos del trazado y aunque el trazado denota el tiempo de abandono transcurrido, la belleza del recorrido les hace darse cuenta que el lugar bien merece su recuperación.
Primero se habla con el Ayuntamiento de Vallcebre, para exponer la propuesta de recuperación del lugar, y conocer así su juicio, el cual es positivo, seguidamente se habla con los propietarios, los que también les gusta la iniciativa, ante de ello se decide crear la Asociación Trens Miners Turístics.
Primeros trabajos sobre el trazado, 1997.En verano de 1997 comienzan las primeras tareas de recuperación del trazado, con la ayuda de los Campos de verano, de la secretaría de la Juventud de la Generalitat de Cataluña, los técnicos de Cremallera de Núria, Carbonífera del Ebro, Carbones Pedraforca, Carbones de Berga, colaboradores, empresas y los miembros de la asociación. La entrada en escena de esta asociación conlleva que año tras año se vayan recuperando diferentes tramos de la antigua traza del tren minero que quedaban desaparecidas, las tareas implican la extracción de tierras para conseguir la nivelación necesaria, para ir colocando la vía, que permitirá la circulación de las locomotoras y de los diferentes vagones tanto por transporte de materiales como de los viajeros.

Trabajando en el acceso al tunel, 2001.Durante estos años la recuperación operativa del desaparecido trazado a supuesto, la construcción de tres muros de contención, una cubierta de protección de la entrada del túnel, la limpieza del mismo, la nivelación de todo el trazado, la colocación de más de 18.000 kilos de carriles, más de 500 traviesas de roble, más de 2800 tirafondos, y más de 50 toneladas de tierras, además del material que sea estado recuperando de otras minas (locomotoras, vagones, etc), y todo esto ha sido posible gracias al esfuerzo de los más de 600 chicos y chicas de los diferentes campos de verano, los diferentes colaboradores, los miembros de la asociación, y entidades públicas y privadas, que han apostado por la recuperación de este pequeño trozo de historia. 
Actualmente, la vía ya llega a la mina, pero la tarea continúa, se está trabajando en la reconstrucción de la mina, y su acceso al interior, así como en la prolongación de más de 350 metros de vía, para acceder al edificio de tolvas nuevo, donde se recuperará y restaurará para ser el lugar de recepción de los visitantes del tren minero
Actualmente la asociación dispone de 4 locomotoras Diesel, y mas de 40 vehiculos ferroviarios mineros, para realizar la explotación del tren minero.